El comunicador interno como catalizador de la escucha

“Cuando un empleado se siente escuchado, su predisposición será positiva“.

Escucha-Activa

Unas cuentas veces he mencionado en el blog, incluso he sido bastante reiterativo, que la función de Comunicación Interna debe promover instancias de diálogo que permitan que los líderes y la organización tomen conocimiento de las necesidades, intereses y expectativas de los empleados. ¿Por qué hacerlo? Porque son este tipo de iniciativas las que luego coadyuvan a generar acciones que facilitan la convergencia de intereses entre organización y colaboradores.

Si bien la escucha planificada continúa siendo un bien escaso en la mayoría de las organizaciones, desde nuestro lugar de comunicadores internos tenemos que procurar generar dicha instancia no sólo al momento de realizar un diagnóstico de comunicaciones, sino que, además, debemos lograr definir espacios que hagan posible desarrollar una escucha consciente y continua que agregue valor a nuestra labor de comunicaciones internas y, consecuentemente, a la institución.  

Con el paso del tiempo -y a partir de mi corta experiencia y lo charlado con otros colegas- suele ser habitual que en este tipo de espacios las expresiones que se escuchan estén mayormente vinculadas con preocupaciones, desacuerdos y quejas de los empleados, que emergen como un enorme descontento generalizado. Dicho descontento es sumamente destructivo ya que se constituye como un obstáculo que impide el adecuado desarrollo de las tareas de la organización, y se refleja diariamente a través del incumplimiento de objetivos, pérdida de confianza y credibilidad, desinterés por las actividades institucionales el trabajo, mal clima laboral, etc.

Por otro lado, el descontento será constructivo y se trasformará en una oportunidad para la organización si ella está verdaderamente dispuesta a escuchar a sus colaboradores, lo que implica un importante ejercicio de madurez de su parte. Allí reside uno de nuestros mayores desafíos: ser catalizadores del proceso de escucha; lo que significa determinar un proceso planificado, sistemático y permanente (que incluya el entrenamiento de las habilidades de escucha de los líderes).

Ahora bien, ¿están dispuestas las organizaciones a escuchar a sus empleados? Hasta el momento la experiencia cotidiana demuestra que aún son pocas las que lo llevan a la práctica, pero también hay que decir que progresivamente se vislumbra un cambio positivo en este sentido… un cambio que, sin dudas, es sinónimo de madurez y crecimiento de las organizaciones.

 

Fuentes de información:
 
Tessi, Manuel. “Comunicación Interna en la práctica. Siete premisas para la comunicación en el trabajo”. 2012. Editorial Granica.[http://comunicacioninternaenlapractica.com/]
 
“El descontento constructivo, una oportunidad para las organizaciones”. 1998. Centro de Trayectoria Profesional. Universidad de los Andes. Colombia. [https://ctp.uniandes.edu.co/_joomla/index.php?option=com_content&view=article&id=375:el-descontento-constructivo-una-oportunidad-para-las-organizaciones&catid=85:servicios-articulos&Itemid=358]
 
Imagen:
http://www.liderazgomultipersonas.com/wp-content/uploads/2014/01/Escucha-Activa-como-Arma-de-Prospeccion-Prospectar-en-Multinivel–270×300.jpg
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s